martes, 14 de agosto de 2007

BOMBA ATÓMICA



La bomba atómica es al arma de destrucción masiva por excelencia, casi un icono de la paranoia popular contemporánea.

Hay varios tipos de bombas atómicas. El más primitivo es la bomba de fisión, que obtiene su energía destructora de la partición de un núcleo pesado, generalmente de uranio o plutonio. Así era la primera bomba atómica que se hizo explotar, el 16 de julio de 1945, en el desierto de Alamogordo, en Nuevo Méjico, Estados Unidos.

Más tarde se inventó la bomba de fusión o bomba termonuclear, conocida popularmente como “bomba h”. Su poder era inmensamente superior a la anterior. Valga un detalle: una “bomba h” utiliza como detonador una bomba atómica. Se probó por primera vez en 1952, en una isla del Océano Pacífico. En la explosión se alcanzó la temperatura de 15 millones de grados. La isla sencillamente se vaporizó.

Rizando el rizo de la sevicia, en los años 70 se inventó la bomba de neutrones, que produce una débil onda expansiva pero genera una radiación intensa y puntual. Tiene la ventaja de que mata mucho pero no destruye las infraestructuras. Todo un logro.

Y en esas estamos al día de hoy, con una decena de países de poco fiar al mando de los botones nucleares y procurando olvidar que el 6 y el 9 de agosto de 1945 hubo quien tuvo el cuajo de lanzar bombas atómicas sobre ciudades habitadas, matando en el acto a 200.000 personas. Merece la pena pensar sobre ello, como hace Boris Vian en esta canción: "la Java des Bombes Atomiques". (ver vídeo)



2 comentarios:

transido dijo...

Para contrarrestar tanto bombazo y como remedio consultar ese excelente relato corto de Vian en "los perros, el deseo y la muerte", que se desarrolla en una panadería, cuando una niebla lo invade todo.... con un excelente final que no se puede ahora desvelar.

Videos dijo...

Puestos a sacar a pasear a Don Boris, yo elijo otro título que dedico a los parientes de la bomba: "Escupiré sobre vuestra tumba".